Lifestyle place, Schär, Horeca sin gluten, McDonald's

Lifestyle Place: McDonald’s

Cuando somos celíacos, resulta difícil creer que nuestra salud no corre peligro en establecimientos de comida rápida. El proceso de elaboración puede parecer no del todo fiable y, por ello, en muchas ocasiones, renunciamos a este tipo de comida.

Sin embargo, hay cadenas que son conscientes de la situación en la que se encuentran las personas celíacas. Y, por este motivo, se ocupan de que cada pedido sin gluten esté a salvo de alérgenos que den pie a la contaminación cruzada. Un referente en el mundo del fastfood es McDonald’s Portugal.

APC, Associaçao Portuguesa de Celíacos, McDonald's, hamburguesas, Portugal


¿Por qué es un referente?

McDonald’s Portugal tiene un acuerdo con la Associaçao Portuguesa de Celíacos (Asociación Portuguesa de Celíacos). Con este, se compromete a salvaguardar la seguridad de las personas celíacas, llevando a cabo un minucioso procedimiento con cada pedido. Cuando un cliente realiza su compra, comienza un cuidadoso proceso; en el caso de las hamburguesas, con pan sin gluten Schär.

Si un cliente realiza un pedido sin gluten, la primera obligación del establecimiento es indicar en las diferentes cajas que se trata de un pedido especial. El empleado encargado de preparar la comida debe, además, lavarse las manos y los antebrazos cada 30 minutos, aproximadamente. Asimismo, debe realizar el mismo proceso justo antes de preparar un pedido. De esta forma, se garantiza la seguridad alimentaria del cliente.

A la hora de manipular el pan, es fundamental que el trabajador use guantes. Para calentarlo, por otro lado, tiene que introducir el pan en bolsas individuales. Tras esto, se coloca el pan en la caja del producto y, en esta misma, se prepara y condimenta la hamburguesa. El fin de este procedimiento es evitar la contaminación cruzada con otros ingredientes que pueda haber en la cocina.

pan, hamburguesa, McDonald's, Schär, sin gluten

Con todo, McDonald’s Portugal es un claro ejemplo de que comida rápida no tiene por qué ser sinónimo de peligro. ¡Pero no es el único! También hay otros países como Italia o Francia en los que, gracias a un estudiado protocolo, es posible disfrutar de una comida sin gluten en esos locales fastfood que siempre hemos conocido y muchos hemos disfrutado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Categories: Lifestyle Gastro